Micropolíticas

Micropolíticas revisó y analizó la obra de una selección de artistas de los últimos 30 años, que continuamente han estado posicionándose y proponiendo lo cotidiano como algo transformador y que puede resultar subversivo de los valores establecidos. El proyecto fue comisariado por comisariado por Juan Vicente Aliaga, María del Corral y José Miguel G. Cortés y se me encargó un proyecto especifico que titulamos “Activismos ” y que fue el resultado de una investigación sobre la producción del activismo cultural cuyo nucleo principal, que no el único, fue el VIH/sida que se expuso en una parte de la sala y en el exterior del EACC.

Materiales de investigación:

Uno de los rasgos más notables de la crisis del sida es que, al contrario de la mayoría de las enfermedades, desde el principio se culpó a sus víctimas principales de causar la enfermedad, debido a sus actitudes sociales o a sus prácticas sexuales. Desde la primera identificación de la enfermedad en Estados Unidos en 1981-1982, se hablaba del sida como si fuese una aflicción específicamente homosexual, y el término “peste gay” se convirtió en su descripción común en las zonas más escabrosas de los medios de difusión. (Jeffrey Weeks). Lo que quiero plantear, pues, es lo siguiente: ¿qué tipo de manifestaciones culturales serían adecuadas para esta epidemia que es, a todas luces, una de las crisis sociales y políticas más serias de nuestro tiempo?.(…) No necesitamos un renacimiento cultural: lo que necesitamos son manifestaciones culturales comprometidas activamente contra el sida. No necesitamos trascender la epidemia: necesitamos acabar con ella (Douglas Crimp). Una de las instituciones que, por su actitud, más ha merecido la atención de Gran Fury, ha sido la jerarquía católica. En 1987 la Confederación Nacional de Obispos Católicos Americanos decidió permitir (dada la gravedad de la situación) el uso de métodos anticonceptivos. Sin embargo, el archiconservador Cardenal O’Connor (Arzobispo de Nueva York) se opuso desde un principio a estas medidas al tiempo que demostraba una obsesiva inquina contra los derechos y las organizaciones de los gays y las lesbianas. (José Miguel G. Cortés). Gran Fury considera que la “acción directa “ y el “activismo cultural” constituyen expresiones de las distintas necesidades de diferentes comunidades, un proceso que va de la elaboración de carteles a manifestaciones en la calle, del cambio gratis de jeringuillas a la educación igualitaria. Intentamos con toda firmeza situar nuestro trabajo en el “dominio publico” con la intención de llegar a una audiencia diversa, no homogénea. Mediante la apropiación de las técnicas dominantes de los medios de comunicación, pretendemos poner de relieve lo que hay de social y político en el fondo de la epidemia del SIDA y espolear al espectador para que dé el próximo paso (Gran Fury) Nuestras exposiciones constituyen un tipo de análisis en el que las obras de arte se descifran, comentan, aclaran y legitiman mutuamente. Generalmente, el propósito social de una obra de arte concreto se ha oscurecido por la manera en que se ve dentro del mercado y el museo. El concepto de una exposición y la yuxtaposición con otras prácticas, aunque algunas no sea de artistas, indica que el arte tiene otras funciones y lecturas posibles (Group Material) Con acciones como esta, se intenta denunciar la cobardía generalizada con respecto al Sida, ya sea la cobardía política –es significativo que no exista ni un solo político dentro del poder en España concienciado a ese nivel-, la cobardía cultural, en el sentido de que, siendo el Sida, en mi opinión, el principal problema que existe en el mundo del arte, dada la cantidad de afectado que somos, no se ha hecho la más mínima intervención a este nivel. Me refiero a España, porque fuera sí. En este sentido, Carrying es una especie de rompimiento, una acción de denuncia (Pepe Espaliú) Gran Fury y el primero de los actos artísticos de ACT-UP fueron llevados a cabo con el único propósito de armar un poco de lío y atraer la atención sobre el arte relacionado con el SIDA (Robert Atkins) No nos equivoquemos: el espectáculo del sida mantiene, pausada y constantemente, la perspectiva posible de una muerte causada por Sida de todos los gais americanos y de Europa Occidental; pongamos que un total de veinte millones de vidas, sin el menor atisbo de preocupación, pesar o dolor (Simon Watney) El VIH y el Sida han supuesto también un desafío; han brindado oportunidades para la creación de nuevas identidades y comunidades, forjadas en el horno del sufrimiento, de la pérdida y de la supervivencia: estos procesos muestran hasta qué punto es de hecho posible establecer lazos humanos a través de los abismos de una cultura despiadada (Jeffrey Weeks). Guerrilla Girls se organizó en 1985 para poner en evidencia el sexismo, el racismo, el tráfico de influencias, la auto-promoción, la mala conducta sexual y la falta de melanina en el mundo del arte (Guerrilla Girls) Opusieron resistencia al lenguaje de la crítica artística rebatiendo el modelo patriarcal del “genio” y la “obra maestra” con una tribu de lozanos primates y traduciendo libremente la palabra latina “genios” por testículos (que debe de ser el motivo por el cual se utiliza tan poco para describir a las mujeres) (Frank Frangenberg) Las Guerrilla Girls manifestaron que el arte hecho por mujeres o por artistas pertenecientes a alguna minoría es realmente distinto al de sus colegas masculinos. Una vez las Guerrilla Girls se establecieron con firmeza como la auto-proclamada “conciencia del mundo del arte”, señalando con el dedo y avergonzando a museos y galerías en un lento arranque por conseguir una representación mayor de las mujeres y las minorías, mediante las incansables colocación de carteles nocturnos en las paredes de la ciudad de Nueva York (Maud Lavin).Para Guerrilla Girls, Gran Fury y su primo más joven WAC (Women’s Action Coalition), que nació unos años más tarde, el estilo consiste en pegar una única imagen gráfica de gran impacto (una mujer desnuda con una máscara de gorila, dos hombres besándose o un ojo de mirada escrutadora, por ejemplo) con un lema didáctico, al estilo de la publicidad. (Maud Lavin). Las comunidades, efectivamente, no surgen en el vacío. Se articulan en torno a valores, a símbolos, a proyectos colectivos, a prácticas reconocidas y reivindicadas públicamente, a procesos de identificación que permiten trascender el aislamiento (Ricardo Llamas) Los críticos de arte de nuestro país daban la callada por respuesta en relación al arte del/sobre/relativo al Sida, tal vez por miedo a verse implicados en un reguero de sospechas que pudieran hipotéticamente desatarse al mostrar interés por el asunto: “si hablas de ello, es que eres uno de ellos”, suena el dicho. Y ya estaba el estigma en circulación. Y los rumores propalándose (Juan Vicente Aliaga).

Los diferentes espacios habilitados para “activismos” contenian materiales de:
Act Up Barcelona,
Act Up Nueva York,
Act Up París,
Adam Rolston,
AIDES,
Colectivo Lambda de Valencia,
Colectivo Local Neutral,
Comisión ciudadana anti-Sida de Cataluña,
Comisión ciudadana anti-Sida del País Vasco,
Coordinadora gay-lesbiana de Cataluña,
Deutsche AIDS-Hilfe e. V..
Donald Moffett,
Projecte del Noms,
Fierce Pussy,
Gran Fury
Group Material,
Guerrilla Girls,
Ken Woodard,
La Radical Gai,
LSD,
Pedro Ortuño,
Pepe Miralles,
Proyecto 1 de diciembre,
Richard Deagle,
Silence=Death Project,
TAC (Taller de arte colectivo),
The Names Project
WAC,
/…