El olor, 1992

Ropa sucia dentro de una vitrina.

Trabajo expuesto en el escaparate del bar La Marcha, Valencia.
En una vitrina de este local coloqué toda la ropa sucia que había ido acumulando en los últimos días. Este hecho era perceptible para el espectador. También un texto en forma de espiral que decía: “mis sobacos huelen como los tuyos. mis pies huelen como los tuyos. mi sexo huele como el tuyo. mi aliento huele como el tuyo”. En este local, por aquella época, impedían la entrada a marroquíes y negros con diferentes excusas. El hecho pasaba casi desapercibido para el público.

01h_1992